Ricote

Murcia

Ricote es un pueblo que da nombre al Valle al que pertenece. Durante siglos fue un importante enclave militar, cultural y administrativo. Hoy sufre gravemente despoblación y cierto abandono administrativo.

Cuenta con una importante historia que se remonta a los musulmanes, con vestigios íberos y romanos. Destaca su huerta, su sierra y el paisaje morisco que nos remonta 10 siglos atrás.

Hoy día es visitado por gran cantidad de deportistas, senderistas y personas que quieren conocer su región y la historia que contiene.

POBLE CANDIDAT A

Premi MILLOR POBLE CULTURAL

Se han realizado multitud de actividades culturales, gran parte de las cuales parten del Centro Cultural Sancho de Llamas, el cual ha ganado varias veces el Premio al fomento de la lectura María Moliner.
De esta manera, podemos mencionar el ciclo "Tañidos del alma", que alternaba actividades poéticas y musicales para todas las edades, así como presentaciones de libros, recitales, encuentros lectores, teatro y juglares.
También se ha aprovechado el órgano parroquial (el más antiguo de la Región) para ofrecer conciertos.
Destaca también los Veranos de la Villa, en la que durante una semana hay actividades culturales de todo tipo, así como el I Encuentro con la poesía, que ha atraído a poetas de toda la Región.
Las gentes del pueblo participan activamente en todas las actividades, y con frecuencia son los partícipes de conciertos, recitales o exposiciones.

Premi Mejor Pueblo Turístico

Ricote tiene una gran atracción turística por varias facetas: histórica, deportiva y cultural.
La gente pasea por sus calles y conoce un auténtico pueblo morisco, bastante bien conservado. Disfruta del Palacio de Llamas (1702), la Iglesia (1743), la Ermita Nuestra Señora de las Huertas (que ya fue mezquita en periodo mudéjar), la fachada de la Casa de Los Hoyos, etc.
El monte y la naturaleza le dan sentido a Ricote, y es que es imposible no disfrutar del monte, bien sea en bicicleta, a pie, o escalando. Destaca el pico Los Almeces, el paseo morisco por la huerta, entre acequias, hortalizas y frutales, la Olivera Gorda (olivo con más de 1000 años), y los enterramientos en la falda del monte Algezar.
Se han activado los servicios para caravanas, se han mejorado los accesos y señalización de las rutas, se ha rehabilitado la antigua escombrera como un lugar para el solaz y el recreo, con unas vistas espectaculares. También se ha obrado en el Palacio de Llamas para su conservación, y se ha declarado la Ermita Nuestra Señora de las Huertas como Bien de Interés Cultural.

Bck to top