Los Realejos

Islas Canarias

La Villa de Los Realejos está situada al norte de la isla de Tenerife. Con una superficie de 57´5 kilómetros cuadrados y una población por encima de los 36.000 habitantes, combina de una forma excepcional, naturaleza, aventura, historia, progreso y tradición, lo que le convierte en el municipio más festivo de España. Adentrarse caminando en las profundidades de un barranco, descubriendo los secretos que esconde la fauna y flora de nuestra tierra, lanzarse al vacío en parapente y experimentar la libertad de un ave en pleno vuelo, degustar su variada y exquisita gastronomía acompañada de un buen vaso del mejor vino blanco de Tenerife o alojarse en una de sus hermosas casas rurales son algunas de las potencialidades diferenciales de Los Realejos, una localidad donde todo es posible.

POBLE CANDIDAT A

Premi MILLOR POBLE CULTURAL

- Los Realejos es la cuna del canario más ilustre, José Antonio de Viera y Clavijo, nacido en 1731 en la calle que hoy lleva su nombre, y en cuya memoria, cada 21 de febrero, aniversario de su fallecimiento, se conmemora cada año el Día de las Letras Canarias.
- Los Realejos fue el lugar marcado por la historia como el del final de la conquista de la isla de Tenerife a partir de la rendición de los guanches.
- Acoge además el templo cristiano más antiguo de la isla de Tenerife, el de Santiago Apóstol, en Realejo Alto.
- El municipio de Los Realejos, tal cual se conoce a día de hoy, nace en 1955 de la fusión de dos pueblos hasta entonces diferenciados, Realejo de Arriba y Realejo de Abajo.
- El hecho de que Los Realejos, con más de 80 celebraciones a lo largo del año, sea considerado el municipio más festivo de toda España, merece un especial reconocimiento en cuanto a patrimonio etnográfico y tradiciones. Además de la Navidad, los Carnavales, las Fiestas de Mayo y las Fiestas del Carmen, cuya organización ha sido asumida por el Ayuntamiento de Los Realejos, el resto del calendario de festejos de todo el año se conserva a partir del esfuerzo del fuerte tejido asociativo del municipio con innumerables comisiones de fiestas integradas por vecinas y vecinos, que muchas veces asumen el legado organizativo por herencia familiar y promesas. En el caso de las Fiestas de Mayo, uno de sus hitos es la conmemoración de Cruces y Fuegos de Mayo, declarada de interés turístico nacional, en la que se engalan más de 300 cruces a lo largo de toda la localidad, con especial significación en el núcleo de La Cruz Santa, y donde las calles El Sol y El Medio viven una sana rivalidad en su tradicional pique de enrames de sus capillas y de fuegos artificiales, logrando una de las mayores exhibiciones pirotécnicas de toda Europa en la noche del 3 de mayo. La Romería en honor a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza del último domingo de las Fiestas de Mayo también tiene el título de fiesta de interés turístico, donde toman parte, además de los grupos folclóricos del municipio y parrandas improvisadas, ocho agrupaciones folclóricas representativas de sendas Islas Canarias que en la jornada previa habrán participado en el tradicional Festival de las Islas, el más antiguo del archipiélago de estas características. En el mes de julio Los Realejos honra la advocación de Nuestra Señora del Carmen, desde 1985 con el título de Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la villa. En la llamada Octava del Carmen, último domingo festivo del citado mes, el municipio "presta" su imagen para que la porten a hombros los marinos del vecino Puerto de la Cruz por las calles realejeras, conservando así una tradición de más de dos siglos y medio que ha unido en torno al fervor mariano a estas dos localidades, una costumbre religiosa y popular sin parangón.

Bck to top